miércoles, 5 de marzo de 2014

PIZARRAS CON SABOR A SAL




Gran cantidad de los puertos del Cantábrico en la Edad Media, fueron puertos balleneros y en muchos de ellos se elaboraban desde el tiempo de los romanos salazones. 







En algunos como Luarca tanto de pescado como de carne, en lo que fueron una relativa potencia en la zona.



















Decoraban sus embarcaciones con colores vivos azul, rojo…y con el resto pintaban sus humildes casas con un doble efecto: protegerlas de las inclemencias del mar y reconocerlas  cuando regresaban a sus villas.









Hoy en día al acercarnos a un puerto pesquero seguimos reconociendo esos colores que vienen desde antiguo decorando todas las villas marineras, en contraste con los barcos de color naranja de salvamento marítimo.









De aquí viene la inspiración para dar color a estos mueblecitos-pizarra. Decorando en casa o en nuestro local, nos evocaran esos recuerdos  “CON SABOR A SAL”.